sábado, 27 de octubre de 2012

Las mejores películas de James Bond



     Hasta donde llega mi memoria siempre he sido un admirador de la saga cinematográfica de James Bond, un ciclo de más de veinte películas por las que siento un cariño muy especial. Cincuenta años han pasado desde el debut de Sean Connery como en el mítico agente 007 creado originalmente por el escritor Ian Fleming. Durante estas cinco décadas, Bond ha logrado sobrevivir al fin de la Guerra Fría y al abandono de la franquicia por parte de Connery, quien posteriormente iría siendo reemplazado por otros intérpretes que, cada uno a su modo, aportarían su propia reinterpretación del personaje: George Lazenby, Roger Moore, Timothy Dalton, Pierce Brosnan y Daniel Craig. El quincuagésimo aniversario de la serie Bond y el inminente estreno de Skyfall (id, Sam Mendes, 2012), la prometedora tercera entrega protagonizada por Daniel Craig, hacen de este un momento perfecto para recordar las más brillantes aproximaciones a uno de los grandes iconos de la cultura de masas. Lo que sigue es una selección personal de las diez mejores películas protagonizadas por el más famoso de los agentes secretos durante su primer medio siglo de vida:

1.  James Bond contra Goldfinger


     A pesar de la brillantez de los dos primeros títulos protagonizados por el agente 007, James Bond contra Goldfinger (Goldfinger, Guy Hamilton, 1964) fue la película que marcó definitivamente las características fundamentales de la saga, desatando además el fenómeno de la bondmania en la década de los 60. Y es que todo funciona a la perfección en esta trepidante película: desde la suprema interpretación de Sean Connery, el mejor Bond de la historia, hasta la formidable encarnación de Gert Fröbe como el malvado Goldfinger, pasando por la famosa canción de los títulos de crédito interpretada por Shirley Bassey o la excelente banda sonora de John Barry, el compositor que definió para siempre el estilo musical del personaje. Dos escenas para el recuerdo: el descubrimiento de una chica Bond (Shirley Eaton) cubierta de pintura de oro y la secuencia en la que un indefenso y maniatado 007 trata de convencer a Goldfinger para que le libere mientras un rayo láser avanza lentamente hacia su entrepierna…

2. Casino Royale


     Con Casino Royale (id, Martin Campbell, 2006) la saga Bond tomó un drástico cambio de rumbo, eliminando la continuidad con las anteriores aventuras cinematográficas de 007 para narrar sus inicios en el mundo del espionaje. Pero lo realmente sorprendente de esta película es cómo consigue adaptar la primera novela de Ian Fleming mejorándola en muchos aspectos y tomándola como pretexto para trasladar la esencia de Bond al siglo XXI. Daniel Craig no podría haber empezado con mejor pie su andadura en la saga, interpretando a un Bond más frío, duro e implacable que nunca pero con una serie de defectos que le humanizan. A destacar el resto del memorable reparto, con una fascinante Eva Green, un inquietante Mads Mikkelsen, un entrañable Giancarlo Giannini y una Judi Dench mejor aprovechada que en sus anteriores apariciones en la serie.

3. Desde Rusia con amor


     Basada en la que para muchos es la mejor novela de Fleming, Desde Rusia con amor (From Russia with love, Terence Young, 1963) es la entrega en la que toma protagonismo SPECTRA, la misteriosa organización criminal capitaneada por Ernst Stavro Blofeld, un villano de esquiva presencia que recuerda poderosamente al doctor Mabuse de Fritz Lang. Las referencias no acaban ahí, pues Desde Rusia con amor es también la película más hitchcockiana de la serie, en la que no faltan ni el macguffin (la Lektor, una máquina decodificadora codiciada por Bond, por los soviéticos y por SPECTRA) ni un largo fragmento situado en un tren plagado de espías: el cara a cara que se produce entre Bond y el despiadado asesino Red Grant (un excelente Robert Shaw) en un pequeño compartimento del Orient Express está cargado de emoción y suspense.

4. Licencia para matar


     De todos los intérpretes que han dado vida a Bond, Timothy Dalton es sin duda el más infravalorado. Con tan solo dos películas Dalton consiguió humanizar al espía creado por Ian Fleming poniendo el acento en los claroscuros de su personalidad y mostrándolo como un asesino cansado de su trabajo. Licencia para matar (Licence to kill, John Glen, 1989) no solo supone la mejor aproximación de Dalton al personaje, sino también el episodio más violento y visceral de la filmografía bondiana, con 007 abandonando momentáneamente sus obligaciones en el servicio secreto británico para llevar a cabo una venganza personal contra el barón de la droga Frank Sanchez (Robert Davi). Un título a reivindicar de una vez por todas como una de las mejores películas de acción de los años 80.

5. Al servicio secreto de Su Majestad


     Considerada durante años como un fracaso por ser la única película de la serie protagonizada por George Lazenby, Al servicio secreto de Su Majestad (On her majesty’s secret service, Peter Hunt, 1969) ha visto cómo su prestigio aumentaba con el paso de los años. Y no es para menos, pues estamos ante la aventura más romántica de Bond que sigue sorprendiendo por su arriesgado desenlace. Las persecuciones en la nieve se encuentran entre lo más espectacular de la saga y el escaso carisma de Lazenby (quien en cambio aportó una notable vulnerabilidad al personaje que se echa en falta en otros títulos) está compensado por las brillantes actuaciones de Diana Rigg y Telly Savalas, este último el mejor Blofeld que ha dado el cine. La película se ve beneficiada además por la mejor banda sonora de la serie, en la que la magistral partitura de John Barry está complementada por la espléndida canción “We have all the time in the world” interpretada por Louis Armstrong.

6. La espía que me amó


     A pesar de ser ya la tercera película con Roger Moore en el papel de James Bond, La espía que me amó (The spy who loved me, Lewis Gilbert, 1977) es la entrega que contiene las principales características que definirán la etapa protagonizada por este actor inglés: espectacularidad por todos los lados, decorados imaginativos y llenos de fantasía, un sentido del humor que recorre toda la trama y un villano dispuesto a destruir el mundo, en este caso Stromberg (Curd Jürgens), un misántropo amante del mar con más de un punto en común con el Capitán Nemo creado por Julio Verne. Pero si por algo destaca esta película es por contener una de las historias de amor más interesantes de toda la saga, la que protagonizan el agente 007 y la espía soviética Triple X a la que da vida una irresistible Barbara Bach. La canción “Nobody does it better”, interpretada por Carly Simon, es uno de los grandes clásicos musicales de la serie.

7. Sólo para sus ojos


     Tras algunos excesos en entregas anteriores, que habían situado al espía británico al borde de la autoparodia, Roger Moore regresó a un tratamiento más serio y verosímil con Sólo para sus ojos (For your eyes only, John Glen, 1981). Este cambio de rumbo fue muy apreciable gracias a un interesante guión que, más allá de sus puntos de contacto con Desde Rusia con amor, se caracteriza por narrar la historia de varias venganzas entrecruzadas: la de Bond contra el asesino de uno de sus aliados, la de Melina (Carole Bouquet) contra el responsable de la muerte de sus padres y la del contrabandista Columbo (Topol) contra el traidor que trata de inculparle varios crímenes. A reseñar secuencias de acción tan logradas como aquella en la que Bond y Melina son arrastrados por unas aguas repletas de tiburones, así como la carismática presencia de Topol en el papel de ese simpático Columbo situado a ambos lados de la ley.

8. Agente 007 contra el doctor No


     El primer largometraje protagonizado por James Bond posee un encanto al que no resulta fácil resistirse. Con una primera parte centrada en una investigación casi policial y una segunda de aventuras exóticas al estilo de El malvado Zaroff (The most dangerous game, Irving Pichel y Ernest B. Schoedsack, 1932), Agente 007 contra el doctor No (Dr. No, Terence Young, 1962) exhibe clasicismo por los cuatro costados y funciona magníficamente como carta de presentación del más famoso espía con licencia para matar. El doctor No (Joseph Wiseman), ese malvado científico oculto en una isla maldita sobre la que nadie se atreve a poner el pie, se erige como el primer gran villano de la serie, mientras que Honey Rider (Ursula Andress) es la primera gran chica Bond y una de las más inolvidables. La imagen de Honey surgiendo del agua con su mítico bikini blanco es uno de los grandes iconos del cine de los 60, pero la escena de presentación de Bond durante una partida de cartas también vale su peso en oro.

9. Nunca digas nunca jamás


     Nunca digas nunca jamás (Never say never again, Irvin Kershner, 1983) es un título muy especial por varios motivos: por su carácter apócrifo al ser la única película de 007 realizada al margen de la franquicia creada por Albert R. Broccoli y Harry Saltzman; por tratarse de un remake al tomar como base el mismo argumento en el que ya se había inspirado Operación Trueno (Thunderball, Terence Young, 1965); y por suponer la última aparición de Bond bajo los rasgos de Sean Connery, quien tras varios años alejado de la saga regresó al personaje con el que saltó a la fama. Y ese es precisamente el mayor atractivo de Nunca digas nunca jamás: la divertida e irónica interpretación de Connery, quien consciente de su edad y de su madurez como intérprete encarna a un Bond en decadencia y a un paso del retiro pero que, reacio a dejarse vencer por el paso de los años, vive sus aventuras con la misma actitud irreverente que exhibía cuando ingresó en el servicio secreto británico. Mención especial para Fatima Blush, una perversa e insaciable asesina a la que da vida una explosiva Barbara Carrera.

10. El mundo nunca es suficiente


     En mi opinión el mejor Bond interpretado por Pierce Brosnan, El mundo nunca es suficiente (The world is not enough, Michael Apted, 1999) aporta numerosos elementos de gran interés, entre ellos una mayor implicación emocional de Bond en su misión que viene sugerida por el propio título de la película, una referencia a Al servicio secreto de Su Majestad. Pero a diferencia del título protagonizado por Lazenby, en esta ocasión el gran enemigo de 007 no será un hombre sino una mujer: si en un primer momento el villano de la película parece ser Renard (Robert Carlyle), un terrorista con una bala alojada en su cerebro que le hace insensible al dolor físico, al final será la atractiva Elektra King (una estupenda Sophie Marceau) la que acabará demostrando su capacidad para manipular a todo hombre que caiga en sus brazos. La espectacularidad es otro de los puntos fuertes de esta entrega: la persecución en lancha por el río Támesis es una de las mejores secuencias de acción de toda la saga.

14 comentarios:

León dijo...

Buena entrada. Dudo que haya algún cinefilo que no le tenga un cariño especial a la serie (o por lo menos a algunas de las películas) de Bond. Cuando pensamos en espias siempre pensamos en ella. De cualquier manera he echado a faltar la que para mi es la mejor película del Bond de Brosnan "Muere otro día". Creo que la historia no ha sido justa con esta cinta, quedando sepultada por los hallazgos (que para mi tampoco son tantos) de "Casino Royale". Es espectacular, divertida, sexy (impagable la escena sexual con orgasmo de Jinx, interpretada por Halle Berry) y tiene uno de los mejores empieces de toda la seria, con ese Bond torturado durante las créditos a ritmo de Madonna, que aparece hecho polvo, greñudo y con barba. Nunca se había visto nada así en la serie... Me imagino que cada uno tendremos una de las películas como niña de nuestros ojos, pero me parecía que esta merercía una defensa.
Perdón por la tabarra y saludos

Pedro Grimalt Rosselló dijo...

Buenos días, León:

Muchas gracias por tu comentario. Celebro que también te gusten las películas de Bond. Siento disentir respecto a “Muere otro día”, se trata sin duda de una película entretenidísima y muy divertida, pero lo cierto es que no me parece una de las mejores de la saga. Cuando la vi por primera vez me sentí algo decepcionado por el escaso carisma de sus villanos y por sus excesivos toques de ciencia ficción; en posteriores visionados de la cinta he llegado a apreciar algunos aspectos interesantes, como los personajes de Jinx y de Miranda Frost, los pequeños homenajes a los restantes títulos de la serie o alguna secuencia de acción digna de ser recordada, sobre todo el antológico duelo a espadas entre Bond y Graves. Pero a pesar de todo prefiero otras películas de la etapa Brosnan, especialmente “El mundo nunca es suficiente” y “Goldeneye”.

¡Saludos!

Ramón dijo...

Hola Pedro !!

Muy buena tu ranking de Bond. En mi opinión cambiaría tus dos primeras posiciones a la inversa, "Casino Royale" ocuparía la primera posición seguida por "Goldfinger". Y me pasa como a León, de Brosnan reivindico "Muere otro Día" por su homenaje en forma de gran divertimento espectáculo a la franquicia, aunque la que has elegido de las cuatro que interpretó el actor me parece también muy reivindicable.

¡Saludos!

Pedro Grimalt Rosselló dijo...

Buenas tardes, Ramón:

Muchas gracias por tu comentario. Es cierto que coloco a “James Bond contra Goldfinger” en la primera posición de la lista, pero “Casino Royale” también me parece una absoluta maravilla por lo que podríamos hablar prácticamente de un empate en las dos primeras posiciones.

Como ya le he comentado a León, “Muere otro día” no está en la lista no porque no me guste (realmente me gustan todas las películas de la saga Bond) sino simplemente porque no me entusiasma tanto como las diez que cito. Por otra parte “El mundo nunca es suficiente” siempre me ha parecido la mejor entrega de Brosnan e incluso su mejor interpretación como 007.

¡Saludos!

Anna Genovés dijo...

Hola Pedro,

Lo tuyo en este artículo es para decir: chapeau, amigo!!!

Estoy contigo desde Goldfinger hasta el mundo noe s suficiente.

EL mejor Bond, sin lugar a dudas, Conery seguido de Grey. Y, como tú dices, el mñas infravalorado Dalton -mejor actor (de lejos) que otros que se vistieron con el traje a medida y la licencia para matar.

Gracias por dejarme tna buen sabor de boca. Un abrazo, Ann@

Pedro Grimalt Rosselló dijo...

Buenos días, Anna:

Celebro que mi selección de películas te haya gustado tanto. Comparto tu apreciación sobre los mejores intérpretes que han dado vida a 007: el insuperable Sean Connery como el mejor de todos, seguido por el magnífico Daniel Craig y por el reivindicable Timothy Dalton.

¡Saludos!

Anónimo dijo...

Apreciado Pedro,

Enhorabuena por tus comentarios sobre la saga Bond que también me tiene entusiasmado desde mi niñez y son las películas que mas me apasionan.
Me gusta mucho tu lista, pero como fan de 007 tengo también una y es la siguiente:

1.- OPERACIÓN TRUENO (1965): Mi película favorita de siempre. Sus escenas acuáticas aún no se han superado, Sean Connery está colosal y su ritmo es frenético.

2.- JAMES BOND CONTRA GOLDFINGER (1964): Una extraordinaria película con la mejor secuencia pre-créditos de la serie y un villano de altura: Gert Fröbe.

3.- CASINO ROYALE (2006): La reinvención de la saga con Daniel Craig como el 007 del siglo XXI. La partida de cartas en el casino es antológica así como la interpretación de Eva Green.

4.- DESDE RUSIA CON AMOR (1963): La mejor película de la guerra fría y primera banda sonora que compuso John Barry para la serie.

5.- NUNCA DIGAS NUNCA JAMÁS (1983): El adiós definitivo de Sean Connery a la serie con dos inolvidables chicas Bond: Kim Basinger y Barbara Carrera.

6.- PANORAMA PARA MATAR (1985): La última aventura de Roger Moore como Bond enfrentándose a uno de los mejores villanos: Christopher Walken.

7- SOLO PARA SUS OJOS (1981): La aventura más intrigante protagonizada por Roger Moore con una enérgica banda sonora de Bill Conti.

8.- AGENTE 007 CONTRA EL DR. NO (1962): La primera aventura de 007 con unos extraordinarios Sean Connery y Ursula Andress. La presentación de Bond es inolvidable.

9.- AL SERVICIO SECRETO DE SU MAJESTAD (1969): La única protagonizada por George Lazenby que se enfrenta a un gran Telly Savalas y que contiene el mejor score de la serie compuesto por John Barry.

10.- LICENCIA PARA MATAR (1989): Segunda y última protagonizada por Timothy Dalton que resulta ser el film más violento de la serie.

También se podrían incluir en este Top 10 films como: SOLO SE VIVE DOS VECES (1966), LA ESPIA QUE ME AMO (1977) o EL MUNDO NUNCA ES SUFICIENTE (1999).

En esta lista no he incluido la reciente y extraordinaria “SKYFALL” por no tener claro aún su ubicación en esta lista al estar impresionado por su calidad.

Respecto a los comentarios que se han realizado en este blog en relación a “MUERE OTRO DIA” opino que se trata del episodio más flojo (o menos extraordinario) de la serie porque es demasiado fantasioso y menos respetuoso con el espíritu de la serie además de contener los peores villanos de esta magnífica saga.

Sin más, lo dicho: enhorabuena y larga vida a Bond!

Jack Walsh.

Pedro Grimalt Rosselló dijo...

Buenas noches, Jack:

Muchas gracias por tu comentario. Como puedes ver nuestras listas de las mejores películas de la saga Bond son casi idénticas. Lo cierto es que, aunque no las cite, también me gustan “Operación Trueno” (si bien prefiero su remake “Nunca digas nunca jamás”, quizá menos espectacular pero con un sentido del humor mucho más irónico) y “Panorama para matar” (con uno de los mejores villanos de la serie, ese Max Zorin interpretado por un sensacional Christopher Walken). En cuanto a “Muere otro día”, lo cierto es que no se encuentra entre mis favoritas de la serie, pero como comentaba anteriormente me parece una película sumamente entretenida y divertida.

Debo recordar que redacté esta lista antes de ver la reciente “Skyfall”: tras disfrutarla no dudo de que se ha ganado un lugar destacado entre las películas más interesantes de Bond. Pronto escribiré sobre ella en este blog.

¡Larga vida a Bond!

Pepe Ruiz Vivancos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Buenas,
Digamos que no puedo tener una opinión completa de toda la saga porque no la he podido ver entera. Desconozco prácticamente todas las de Sean Connery y la de Lazenby, pero las veré. En cuanto a Roger Moore y Dalton, eran muy buenos a su manera, pero para mí el Bond que siempre me marcará sera el que interpretaba Pierce Brosnan en Goldeneye. Soy muy joven y la saga tiene 50 años, pero Goldeneye es de esas películas que ves con una sonrisa en la cara y pensando: Yo me cambiaba por este James Bond. Para mí es el claro culpable de la repercusión que tiene la saga a nivel de "taquillazos" hoy en día. También considero que le falto alguna película más.

Gracias por esta lista!

Pedro Grimalt Rosselló dijo...

Buenos días:

Anónimo, espero que esta lista te sirva al menos para interesarte por la saga Bond. Desde luego te recomiendo que veas las diez películas que he comentado, así como la reciente y magnífica "Skyfall", pero otra muy buena opción sería verlas todas por orden cronológico. Estoy seguro de que te lo pasarías muy bien.

A mi también me gustó Pierce Brosnan en el papel del agente 007. Si bien prefiero a otros Bonds como Sean Connery, Timothy Dalton o Daniel Craig, lo cierto es que Brosnan aportó una combinación muy lograda de sofisticación e ironía. Visto en perspectiva, el Bond de Brosnan puede verse como una mezcla de la elegancia de Connery con el sentido del humor y la tendencia a la espectacularidad de Moore. Por otro lado considero a Brosnan como un actor infravalorado, tal y como ha demostrado con estupendas interpretaciones como las de "El secreto de Thomas Crown", "El sastre de Panamá" o "El escritor".

Saludos.

Iván dijo...

Tengo ahora 34 y llevo disfrutando de bond desde los 7-8 si no recuerdo mal. Janesbondmaniaco a mas no poder. Empezé por casualidad con las de moore e iba alquilandolas cada semana..... ahi va mi ranking top 10.
1.La espia que me amó
2.Goldfinger
3.casino royale
4.desde rusia con amor.
5.licencia para matar
6.solo se vive dos veces
7.muere otro dia
8.octopussy
9.moonraker
10.alta tension

Iván dijo...

En mi opinión quizá severa creo que el personaje de brosnan dinamitó la anterior frialdad del personaje bond, no le culpo en exclusiva a el puesto que anteriormente actuó en una excelente peli de espionaje (el cuarto protocolo)demostrando otras "formas".Creo que el problema/lastre/lacra es el impuesto guión en ciertas peliculas, sobretodo las ultimas con la excepción de un par. Reclamo la espectacularidad de antaño y recuperar el sabor añejo a guerra fria adaptado a la época actual. Con Craig y casino royale....excelencia, pero las 2 siguientes.....ufff. no mas por favor.
QUIEN ERES TU??!!

Pedro Grimalt Rosselló dijo...

Buenas tardes, Iván:

Muchas gracias por tus comentarios. Veo que coincidimos en varias de nuestras películas Bond favoritas, sobre todo en las cinco primeras de tu lista; de las demás que citas "Alta tensión" también me parece estupenda: cuenta con un excelente guión y con una interpretación brillante del injustamente olvidado Timothy Dalton.

Por lo demás, Pierce Brosnan no es uno de mis Bonds favoritos, más que nada porque pienso que no aportó nada especialmente novedoso al personaje, aunque reconozco que resultaba muy convincente y que un par de sus aventuras ("Goldeneye" y "El mundo nunca es suficiente") me parecen notables. En cambio Daniel Craig sí me parece un gran 007, para mí el mejor después de Sean Connery y un poco por encima de Dalton. "Skyfall" me parece una maravilla, y pienso además que abre el camino a unas próximas entregas más clásicas y cercanas al Bond de los 60.

¡Saludos!

Publicar un comentario en la entrada